El precio de la verdad: cómo construir castillos de naipes

gema-rubioLas falsas publicaciones de Stephen Glass pasan los filtros de comprobación de datos de su diario, New Republic. Hasta que un periodista especializado en temas informáticos del diario digital Forbes duda de una información de Stephen Glass ya que habla de un congreso que no ha tenido lugar. A partir de ahí empieza a investigar con la ayuda de una compañera de trabajo con la que compartirá la firma del reportaje resultante. Lo primero que hace es contactar con sus fuentes para que le confirmen sus dudas. En esta época de globalización no solo hay que superar los filtros de los periódicos propios sino también el de otras publicaciones que también pueden investigar los hechos allí reflejados.

El éxito conseguido tras la primera noticia inventada por el protagonista y periodista, Stephen Glas, le lleva a seguir con esta práctica deshonesta. La embriaguez que consigue con estos triunfos le lleva a inventar noticias inverosímiles pero que logra que parezcan verdad a través de contar numerosos detalles y varias fuentes con las que pretende dar veracidad a su trabajo. La simpatía que despierta en sus compañeros le ayuda a que pasen por alto datos que no pueden comprobar en los filtros internos del diario.

Algo que llama la atención es la importancia que le dan los protagonistas de esta película a las notas que ha tomado el periodista. ¿Qué se puede comprobar de unas notas manuscritas? Este caso y la película no son tan antiguos como para que los periodistas no usaran ya otros métodos de conseguir y guardar una información o entrevista. ¿Por qué no usan cámaras de fotos? Los jefes estaban en contra de publicar muchas fotografías porque creían que les restaba seriedad. Los tabloides eran, en esos momentos, las únicas publicaciones que incluían cantidad de fotografías y los diarios serios querían diferenciarse de ellos en el diseño, hasta hace pocos años que se han transformado. Pero cuando se les presentó en la película este caso llegaron a la conclusión de que las fotografías eran un método eficaz de verificación de la noticia y de las fuentes consultadas. Que esta conclusión ya la había pensado la secretaria en vez de un periodista o redactor da qué pensar. Se aferraban tanto al estilo serio sin fotos que estaban en contra de cambiar el diseño, no veían más allá. Otra herramienta que no usan estos periodistas es la grabadora, algo que resulta tan eficaz para que no se olvide ningún dato que no se llega a anotar o para comprobar lo escrito en las notas, además para que sirva de prueba del trabajo realizado. Un periodista que se precie de buen profesional tiene que usar diversas herramientas: una libreta, un bolígrafo, una grabadora y una cámara de fotos. Estos elementos se hacen imprescindibles en la realización de un buen trabajo periodístico.

Los medios tradicionales deben ser sinónimos de rigor, verificación y buen periodismo, pero en estos no está garantizado. Algunos casos sonados han ocurrido en los medios internacionales, como por ejemplo el caso de Janet Cook y el caso de Jayson Blair, en el Washington Post y en el New York Times, dos periódicos de gran prestigio y de los que no se dudaba de su credibilidad. El caso de Cook fue único porque se trataba de un solo reportaje que ganó el Pulitzer, “El mundo de Jimmy”, la vida de un niño de ocho años, heroinómano, hijo y nieto de heroinómanos, sometido al sádico de su camello, víctima de su adicción y de la violencia de su entorno, en un texto cargado de estilo para suscitar el escándalo. Una historia con el gancho del interés humano, propio del periodismo de denuncia, de moda en Estados Unidos, pero con el  inconveniente de que era literatura. Jimmy no existía.

El caso del joven periodista Jayson Blair fue más sangrante ya que, como el caso que nos ocupa, el de Stephen Glass, realizó una serie de reportajes plagiados o inventados sobre acontecimientos que ocurrían lejos de donde él estaba. En este último caso fue el propio Times el que descubrió con una investigación interna la mentira que mantuvo a Blair en plantilla. La investigación realizada por periodistas del Times descubrió problemas en al menos 36 de los 73 artículos que escribió. En este diario se preguntaron cómo había pasado esto ya que en 152 años no había ocurrido nada parecido.

El rigor, la verificación y el buen periodismo se deben llevar a cabo con profesionalidad independientemente del medio de comunicación en el que se publique y en la plataforma, tanto da que sea en papel, en la red, en medios audiovisuales o radio. Incluso me atrevería a incluir los medios de comunicación personales que todo aquel que busca su sitio en esta profesión construye para darse a conocer: los blogs.

Gema Rubio

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s