El buen periodismo vence al soporte

PR03_GLASS_250313_DanielMuñozGuerrero

Untitled1Han pasado 15 años desde que el periodista Adam Penenberg, de la publicación digital Forbes, destapara el escándalo de The New Republic. Stephen Glass, un joven reportero que trabajaba en la revista The New Republic en 1998, fue el protagonista de este escándalo en el que se puso en entredicho el sistema de verificación de fuentes de la prensa tradicional. La película El precio de la verdad (Shattered Glass)basada en los hechos reales del escándalo de The New Republic, narra el día a día de este reportero que se inventaba sus fuentes para crear historias alucinantes que impresionaran al director de la revista, Charles Lane.

El periodista de la publicación online Forbes Adam Penenberg investigó el sospechoso artículo de Glass titulado Hack Heaven, y tras comprobar que las fuentes de Glass no existían, destapó públicamente la mentira escribiendo el artículo Forbes smokes out fake New Republic story on hackers. Tras la publicación de este artículo el director de The New republic, Charles Lane, descubrió que 27 de los 41 artículos que había escrito Stephen Glass para The New Republic eran total o parcialmente inventados. Este hecho marcó un punto de inflexión en la historia del periodismo, ya que se demostró que el buen periodismo no sólo se gesta desde las redacciones de los medios tradicionales.

“But now it was an online publication that had busted a print publication for committing a cardinal sin in journalism: fabricating a story”  – Adam L. Penenberg. Online journalism comes of age, Forbes (1998).

AdamPenenberg copia
Adam Penenberg, periodista que destapó el escándalo de The New Republic / Fotomontaje por Daniel Muñoz Guerrero

Continue reading

Advertisements